Inicio Alimentación Deficiencia de vitamina D

Deficiencia de vitamina D

10 minuto leer
0
0
24

La presencia de la vitamina D en el cuerpo humano ayuda a vivir más saludablemente con un buen grado, por ejemplo, de calcio en los huesos, fundamental para aliviar dolencias con el paso del tiempo. Pero la vitamina D no solo es la encargada de absorber el calcio en nuestro organismo y se encarga directamente también de otras funciones, como la de la asimilación del fósforo o el crecimiento de nuestro cuerpo. Sin embargo, a pesar de su importancia, lo cierto es que muchas veces se da una falta de vitamina D en las personas como consecuencia, especialmente, de una alimentación deficitaria o poco saludable.

Por ese motivo es muy importante ser conscientes de la necesidad de mantener una dieta rica en nutrientes y conformada por productos saludables. Es cierto que una de las fuentes principales de la absorción de la vitamina D en el cuerpo es la acción directa del sol, pero las consecuencias que puede llegar a tener la exposición continuada al mismo pueden ser fatales para la salud, como es el envejecimiento de la piel o incluso el cáncer, motivos por los cuales es vital centrarse en cuáles son los alimentos que pueden ayudarnos con la vitamina D sin riesgos adicionales para la salud.

¿En qué alimentos puedo encontrar la vitamina D?

Son muchos los alimentos de los cuales se puede obtener la vitamina D, aunque destacan por encima de todos los productos lácteos, algunos embutidos, como el jamón o el salami, o el pescado azul. Cierto es que aunque puedan ser buenos en vitamina D, suelen ser alimentos bastante ricos en grasa en su mayoría, por lo que su consumo debe realizarse siempre de manera moderada.

¿En qué 8 alimentos podemos encontrar una mayor cantidad de vitamina D?

  • En los productos lácteos.
  • En los huevos.
  • En el salmón.
  • En setas y hongos.
  • En los cereales.
  • En el besugo.
  • En las sardinas.
  • En el caviar.
  • En el hígado.

Como podemos observar, esta lista se conforma de alimentos muy variados con diferentes aportes, fáciles de integrar en una alimentación sana y saludable. Eso sí, sin perder de vista sus aportes grasos, para no excedernos tampoco en su consumo.

alimentos ricos en vitamina d

 

La importancia de beber leche para la vitamina D

En la actualidad se ha puesto de moda, desde ciertos sectores, el relacionar el consumo de leche con una sobrealimentación antinatural producida solo por parte de los seres humanos, ya que el resto de animales dejan de consumir leche con el destete. Sin embargo, no podemos olvidar que lo seres humanos nos distinguimos del resto de animales por nuestra capacidad de raciocinio y por nuestra capacidad de obrar de forma independiente e inteligente, motivo por el cual debemos reflexionar acerca de la conveniencia o no del consumo prolongado de leche de forma mucho más seria que lo visto hasta ahora.

Lo cierto es que la leche contiene infinidad de nutrientes buenos para la salud, tanto para los más pequeños como para el resto de personas adultas, por lo que no es aconsejable abandonar la leche de la dieta, sino tal vez reducir su consumo según vayamos cumpliendo años. Con respecto a la vitamina D, de forma concreta, la leche entera es quizá el alimento más rico y más recomendable para la obtención y absorción de dicha vitamina, por lo que para aquellos que presenten una deficiencia de la vitamina D, no se aconseja prescindir de su consumo puesto que el aporte calórico que puede generar compensa gracias a los grandes beneficios que aporta por otro lado.

Al fin y al cabo, tener unos huesos fuertes no solo es importante cuando somos niños y estamos creciendo, sino que también es fundamental conforme nos vamos haciendo mayores para poder vivir más años y en mejores condiciones de salud.

 

¿Qué consecuencias puede tener la falta de vitamina D?

La consecuencia más común de la deficiencia de la vitamina D en el cuerpo es la debilidad muscular y la pérdida de la densidad ósea de los huesos, lo que provoca mucho dolor y puede derivar en enfermedades crónicas, como la osteoporosis. Pero la falta de vitamina D puede relacionarse también con problemas de crecimiento o raquitismo, con el aumento de peso y la obesidad o, incluso, y según algunos estudios más recientes, con la aparición de la diabetes y algunos tipos de cáncer.

Para prevenir estas dolencias es muy importante tomar una serie de recomendaciones, especialmente indicadas hacia las personas mayores, como evitar las caídas que pueden provocar fracturas, realizar ejercicio frecuente y, en la medida de lo posible, tomar el sol y alimentarse bien. También existe la posibilidad de tomar suplementos alimenticios, pero hay que tener en cuenta que un exceso de vitamina sería tan poco recomendable como su defecto, por lo que es necesario acogerse a dichos suplementos solo en caso de verdadera necesidad. Al fin y al cabo, existen multivitamínicos tan ricos y potentes como los artificiales, como es el caso del zumo de naranja.

En cualquier caso debemos tener en cuenta que no todas las deficiencias de vitamina D se deben a una mala alimentación, y pueden darse otros casos en los que se deba a un problema de mala absorción por parte del organismo, a un mal funcionamiento de los riñones y del hígado, o a una falta de incidencia del sol en la piel, por lo que siempre es importante consultar al especialista para salir de dudas.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Nutricionista
  • alimentación saludable

    Alimentación saludable

    El consumo de calorías es un tema que preocupa bastante en general, sin embargo, no en el …
  • mejores antioxidantes para el cuerpo

    Antioxidantes, cuáles son y en qué alimentos se encuentran

    Llevar una alimentación sana es una de las mejores formas de conservar la salud, y esto no…
Cargue Más En Alimentación
Comentarios cerrados

Mira además

Cómo prevenir la diabetes

Cuando los niveles de azúcar en sangre se disparan, se origina en el cuerpo lo que se cono…